IMPERMEABILIZACIÓN DE FACHADAS EN COMUNIDADES DE VECINOS

¿Quieres conocer el presupuesto aproximado de este tipo de obra en concreto?

Empieza Aqui

Así podrás tener una estimación más correcta del gasto que supondrá para tu comunidad y solicitar presupuestos conociendo las caracteristicas técnicas de la obra sin esfuerzo

Uno de los problemas más habituales que nos podemos encontrar en la comunidad es la aparición de humedades en las fachadas, lo que puede constituir no solo un problema estético sino también un problema de salud y seguridad.

El paso del tiempo y los factores externos van causando la degradación de nuestro edificio, por lo que es muy importante seguir un programa de mantenimiento periódico de los cerramientos para evitar goteras, filtraciones, humedades o cualquier entrada de agua que puede afectar seriamente a la estructura del edificio o propiciar la aparición de hongos y microorganismos perjudiciales para la salud si no se soluciona a tiempo.

Tipos de fachadas más comunes

Las fachadas son el elemento constructivo que separa el interior del exterior. Dependiendo del material empleado existen diferentes tipos de fachadas: ligeras, pesadas, ventiladas y prefabricadas.

Las fachadas ligeras se caracterizan porque no contribuyen a la estabilidad del edificio, son malas aislantes del ruido y tampoco son buenas como aislantes térmicas, pero sí tienen gran capacidad para la entrada de luz y son de fácil montaje.

Las fachadas pesadas son todas las fachadas convencionales terminadas por su exterior con ladrillo visto, enfoscados, pintura, aplacados de piedra, aplacados de madera, etc.

Las fachadas ventiladas constan de montantes y travesaños anclados a los muros que sirven de soporte del aplacado exterior, mediante placas de piedra o de cerámica.

En las fachadas prefabricadas el material más utilizado es el hormigón. Constan de módulos hechos en taller que se ensamblan los unos a los otros en la obra.

 

¿Qué daños pueden aparecer en las fachadas?

Pueden aparecer síntomas en forma de manchas, mohos, salitre, esponjamiento del acabado, etc. La causa principal de este tipo de síntoma es la entrada de humedad a través de la fachada, una humedad que puede provenir del subsuelo, producirse a consecuencia del agua de lluvia, por vapor agua o por alguna tubería averiada.

Tipos de humedad

Si la mancha se ubica en la planta baja, lo más probable es que la humedad venga del subsuelo. Si ocurre en la planta baja también puede deberse al agua de lluvia que se mete por los poros a nivel del suelo y va ascendiendo. A este tipo de daño se le llama humedad por capilaridad y generalmente tiene forma de nube.

Si la mancha se ubica en otra parte, puede estar entrando agua de lluvia o agua proveniente de alguna avería a través de pequeñas grietas y fisuras o por las juntas de la fachada, Este tipo de humedad es por filtración.

Si la mancha es en forma de pequeños puntitos, lo más probable es que sea por condensación, es decir por la evaporación de agua debido a cambios bruscos de temperatura dentro del edificio.

 

¿Cómo podemos solucionarlos?

Existe una gran variedad de productos y técnicas para eliminar las humedades y restablecer la apariencia original de la fachada. Lo primero que se debe hacer es detectar la causa de la humedad y eliminarla, es decir, reparar la avería si existe y bloquear la entrada de agua, para luego sanear o reparar la fachada.

 

¿Quién debe realizar los trabajos?

Antes de acometer los trabajos de reparación, es importante que este tipo de daños sea inspeccionado por un técnico competente (arquitecto o aparejador) que diagnostique las posibles causas y determine las medidas a adoptar. Después de la evaluación y valoración de daños, deberíamos contratar a una empresa especialista para llevar a cabo los trabajos de reparación y saneamiento.

 

¿Qué dice la normativa?

La Ley de Propiedad Horizontal en su artículo 17 establece la obligatoriedad de los vecinos de mantener en buen estado de conservación y uso todos los elementos comunes del edificio.

 

Sugerencias y precauciones para los vecinos

  • Evitar abrir zanjas o colocar instalaciones de conducciones de agua en la parcela colindante con el edificio. De igual manera evitar la siembra de árboles o trabajos en las proximidades.
  • Inspeccionar los terrenos colindantes después de un periodo largo de lluvias.
  • Estar atentos ante cualquier aparición de manchas o cambios en la fachada por pequeños que sean y comprobar si hay posibles fugas de agua. Si se detecta alguna fuga, se deberá comunicar a un técnico competente.
  • Debemos tener un programa de mantenimiento preventivo y atacar la lesión apenas aparezca para preservar el buen estado del edificio.
  • Si el edificio tiene menos de 3 años, según la LOE, (Ley de Ordenación del Edificio), es responsabilidad del constructor cubrir los desperfectos por los vicios o defectos de los elementos constructivos o de las instalaciones que ocasionen el incumplimiento de los requisitos de habitabilidad, (como puede ser daños causados por humedades).
  • Nunca efectúe por sí mismo cualquier reparación en la fachada.

¿Quieres conocer el presupuesto aproximado de este tipo de obra en concreto?

Empieza Aqui

Así podrás tener una estimación más correcta del gasto que supondrá para tu comunidad y solicitar presupuestos conociendo las caracteristicas técnicas de la obra sin esfuerzo

Please rate this

Súper Vecina
×
¿Puedo ayudarte?

Send this to a friend