Suministro de agua fría y cuarto de máquinas del edificio

¿Quieres conocer el presupuesto aproximado de este tipo de obra en concreto?

Empieza Aqui

Así podrás tener una estimación más correcta del gasto que supondrá para tu comunidad y solicitar presupuestos conociendo las caracteristicas técnicas de la obra sin esfuerzo

En muchos edificios comunitarios es necesario habilitar un recinto para la ubicación de la maquinaria encargada de que el agua llegue hasta los grifos de las viviendas, incluso hasta los de las últimas plantas. Aunque los cuartos de maquinaria para agua fría y agua caliente (echa un vistazo al artículo de agua caliente comunitaria) cumplen la misma función, presentan bastantes diferencias. En este artículo nos centraremos en el agua fría.

COMPONENTES DEL CUARTO DE MÁQUINAS DE AGUA FRÍA

Normalmente, en los cuartos de instalaciones de agua fría se encuentran instalados los siguientes elementos:

  • Uno o varios grupos de presión que elevan el agua cuando no es posible que llegue a los puntos más altos.
  • Uno o varios depósitos de agua que la reservan acumulándola en su interior.

También, aunque con menos frecuencia, nos podemos encontrar válvulas reductoras de presión, que cumplen la función contraria que los grupos de presión, y maquinaria para la mejora de la calidad del agua, como por ejemplo, las descalcificadoras.

Grupos de presión

Su función es aumentar la presión del suministro de agua cuando es mínima o insuficiente para distribuirla por las tuberías y elevarla a los distintos puntos de consumo del edificio. Se instala después de la llave o contador general y se pueden distinguir los tipos siguientes:

  • Convencionales: compuestos por un depósito auxiliar, un equipo de bombeo con un mínimo de 2 bombas y depósitos de presión de membrana.
  • De caudal variable: se suelen utilizar para grandes instalaciones, no necesitan el depósito auxiliar de alimentación y las bombas son de caudal variable para mantener la presión de salida del agua constante.

Válvulas reductoras

Al contrario de lo que ocurre con los grupos de presión, su función es controlar la presión, cuando esta es excesiva.

Depósitos de agua

Sirven para alimentar al grupo de presión y reservan el agua cuando el suministro no es continuo. Su número y capacidad de almacenamiento variará dependiendo de la cantidad de puntos de consumo que haya que cubrir, siendo mayor cuanto mayor sea el número de viviendas a abastecer. Por norma general existen dos tipos de depósitos:

  • De superficie: se instalan sobre el suelo y suelen ser cilíndricos, de fibra de vidrio o plástico.
  • Enterrados o aljibes: son más comunes en grandes urbanizaciones o recintos en los que hay que abastecer a un gran número de viviendas o industrias.

 

Sistemas para “mejorar” la calidad del agua potable

Cada vez más se están instalando en las viviendas aparatos para “mejorar” la calidad del agua que, socialmente, están generando muchas controversias. Aunque no está demostrado científicamente, unos denuncian que el agua que tomamos del grifo afecta a la salud por su gran contenido en calcio, principalmente cuando se trata de aguas duras, y otros defienden que tanta purificación del agua reduce el aporte de minerales beneficiosos para el cuerpo y que acabará disminuyendo nuestra capacidad inmunológica.

De todas formas, este tipo de aparatos ayudan, por un lado, a quitar ese sabor a “tubería” que hace que prefiramos más el agua embotellada que la del grifo y, por otro lado, a reducir las obstrucciones de las canalizaciones que se producen a consecuencia de la adherencia a sus paredes de minerales como la cal, por lo que también contribuyen a evitar que tengamos que hacer reparaciones costosas.

En el mercado existen diferentes tipos de aparatos descalcificadores:

  • Químicos: se basan en la ionización de compuestos químicos de sales de sodio o potasio. Los aparatos existentes en el mercado ofrecen el tratamiento de grandes caudales, por lo que es muy recomendable instalarlos en edificios de viviendas. Son caros pero el coste se puede repartir entre todos los vecinos para que su instalación individual resulte más económica. Sin embargo, necesitan un control regular de funcionamiento  porque hay que aportar sales de manera periódica.
  • Catalíticos o físicos: Reducen la dureza del agua mediante un proceso que no necesita aporte de sustancias químicas ni conexión eléctrica alguna, y por esa razón se comercializan como la solución más ecológica. Existen aparatos para viviendas unifamiliares y edificios plurifamiliares. De cualquier manera, la base científica de su proceso aún no está clara.
  • Mecánicos o equipos de ósmosis inversa: limpian el agua de partículas e impurezas a través de filtros y membranas. Necesitan un cambio anual de los cartuchos filtrantes y, por su poca capacidad de producción de agua, se suelen instalar solo para purificar el agua de consumo en viviendas unifamiliares.
  • Eléctricos: consisten en adosar a la tubería general de agua un aparato conectado a la red eléctrica. Producen un campo magnético que rompe los cristales de calcio dificultando así su adhesión a las paredes de las tuberías. Son baratos pero su eficacia aún no ha sido comprobada científicamente.

 

Normativa

La normativa que en España regula el diseño, instalación y mantenimiento de los equipos de los cuartos de máquinas de suministro de agua fría es el Código Técnico de la Edificación, en su apartado HS-4 sobre salubridad y suministro de agua (https://www.codigotecnico.org/index.php/menu-salubridad).

¿Quieres conocer el presupuesto aproximado de este tipo de obra en concreto?

Empieza Aqui

Así podrás tener una estimación más correcta del gasto que supondrá para tu comunidad y solicitar presupuestos conociendo las caracteristicas técnicas de la obra sin esfuerzo

Valora este artículo

Súper Vecina
×
¿Puedo ayudarte?

Send this to a friend