CALEFACCIÓN CENTRAL EN COMUNIDADES DE VECINOS

Las intervenciones más habituales que nos encontramos en una comunidad con respecto a la calefacción centralizada son reparaciones puntuales por fallo o falta de eficiencia y la descentralización de los contadores.

Recientemente ha entrado en vigor una normativa que exige la instalación de contadores individuales para que cada vecino pague solo por su consumo individual. En este artículo se explica en detalle de las características específicas y las diferencias existentes entre la calefacción central por gas natural y la calefacción por gasoil.

¿Calefacción central o individual?

No hace falta replantearse esa pregunta, porque a día de hoy es posible disfrutar de las ventajas de los dos sistemas si se utilizan contadores diferenciados en cada vivienda.
Pero si lo que se quiere es elegir por una instalación común o una instalación individual, no solo se debe tener en cuenta el gasto que supone calentar la vivienda, si no también el gasto de la instalación.

Calefacción central

  • Permite que todos los vecinos utilicen las misma fuente de calor, lo que conlleva un precio más bajo ya que los grandes consumidores tienen descuentos de hasta el 20 o 30%.
  • El coste del mantenimiento es menos que los sistemas individuales.
  • El dinero que se paga se conoce de antemano por que es una cantidad fija, lo que no conlleva imprevistos.
  • Mayor rendimiento: Al no apagarse y encenderse continuamente, si no tener un horario fijo no se pierde calor.
  • La caldera de la comunidad no solo se utiliza para subir la temperatura de las viviendas, sino que se aprovecha para generar agua caliente sanitaria a un precio bastante más bajo que el individual. El sistema es, por tanto, mucho más eficiente.
  • Tener la caldera fuera de casa también es una ventaja, no solo por el espacio que ocupa, sino por la seguridad de que esté instalada en un cuarto específico y ventilado.

Calefacción individual

  • Se puede programar a medida y establecer las horas en las que se quiere que funcione.
  • Es posible calentar unas habitaciones y dejar otras frías. Es un modo de ahorro.
  • Aquí sólo se paga por lo que se gasta. No hay obligación de sufragar el consumo del resto de los vecinos.

Calefacción centra con contadores individuales

Este sistema aúna gran parte de las ventajas de la caldera comunitaria y las de la calefacción individual porque dispone de contadores particulares que registran el consumo de cada vivienda y se abona en función del gasto realizado. Se hace un desembolso mensual fijo dirigido al mantenimiento de la caldera y después el que figure en el medidor.

Así el usuario puede gestionar su calefacción, bajar el termostato, utilizar agua caliente u optar por la fría y no pagar por lo que hagan sus vecinos, a excepción de la cuota fija.

Precios instalación calefacción central con o sin contador individual

La calefacción central con gas natural es entre un 25% más barata que la individual. Un valor que se traduce en un gran ahorro en las facturas.

El precio que cuesta instalar calefacción central en una comunidad de vecinos no es fijo. Cada empresa tiene un presupuesto. Es importante comparar presupuestos y elegir la empresa que ofrezca la mejor calidad.

Compara presupuestos de instalar calefacción central en una comunidad de vecinos

Empieza Aquí

Comparamos presupuestos de instalación de calefacción central y elegimos la que más se ajusta a tus necesidades por precio, calidad y zona.

¿Qué es más rentable para una comunidad, una calefacción central de gasoil o de gas natural?

Muchos edificios todavía tienen un sistema de calefacción y agua caliente centralizado mediante caldera de gasoil, pero como es un hidrocarburo que daña el medio ambiente y necesita un mayor mantenimiento en comparación con el resto de energías, muchas comunidades de propietarios se están planteando el cambio al gas natural.

La diferencia principal estriba en que una instalación de gas natural permitiría ahorrar hasta un 45% en calefacción y agua caliente. Además, al no necesitar depósitos de almacenamiento ni mecanismos especiales para el transporte y abastecimiento, el mantenimiento de las salas de calderas de gas natural es mucho más sencillo y tiene un coste más reducido.

Otra ventaja clara es el rendimiento de las calderas, ya que probablemente una caldera de gasoil con una antigüedad de 15 o 20 años tiene un rendimiento aproximado del 80%, mientras que una caldera nueva de gas natural podría tener un rendimiento superior al 92% tras el cambio. Además, cabe señalar que este tipo de combustible, a pesar de ser fósil, tiene un impacto mucho menor en el medio ambiente.

En cuanto a la instalación, las calderas de gasoil necesitan un depósito para almacenar el combustible que ha de rellenarse cada cierto tiempo, mientras que una caldera de gas natural no necesita ningún depósito ya que el gas llega directamente a través de los conductos  instalados en la vivienda.

Por otra parte, en lo que se refiere a los gastos fijos, las calderas de gasóleo no tienen ningún coste fijo adicional, mientras que con el gas natural tendríamos unos costes fijos llamados peajes de acceso de terceros a la red (ATR) que la empresa suministradora que realiza la instalación de gas en el edificio puede cobrar en forma de “canon de finca” en las facturas de suministro. Además, la red de distribución y, en general, todas las infraestructuras que hacen que sea posible el suministro de gas natural a las viviendas, necesitan un mantenimiento que lleva a cabo el gobierno y la que la empresa comercializadora del gas natural repercute en los consumidores mediante un gasto fijo en la factura que depende de la tarifa de acceso.
En líneas generales, aunque las calderas de gas suelen ser más caras, tienen una vida útil más larga y la inversión se amortiza rápidamente. Por lo tanto, no cabe duda de que al cambiar la caldera centralizada de gasoil por una de gas natural supone un ahorro considerable para la comunidad de vecinos.

Sustitución de caldera en una comunidad de vecinos

Por lo general, las reparaciones suelen consistir en la sustitución de tuberías, el sellado de juntas o la sustitución de válvulas, pero si la caldera de gasoil falla y la comunidad de vecinos se plantea sustituirla por una de gas natural existen dos alternativas:

  1. Sustituir la caldera centralizada por una de gas natural y mantener el resto de la instalación tal y como estaba. Es una opción mucho más cara, pero las viviendas no se verían afectadas porque no sería necesario cambiar los radiadores, termostatos o tuberías y no habría que instalar ninguna caldera ni dispositivo a gas dentro de la casa.
  2. Llevar el gas mediante tuberías hasta cada vivienda y colocar en cada una de ellas una caldera tipo mural.

En todo caso, sería conveniente estudiar la instalación al completo para comprobar la viabilidad tanto técnica como económica de instalar una caldera de gas natural o sustituirla por una caldera nueva de gasoil.

¿Qué quórum se requiere para aprobar el cambio?

En cuanto al número de votos necesario para realizar el cambio de una caldera centralizada de gasoil ya existente a un sistema de combustión más avanzadocomo puede ser el de gas natural, basta el voto de la mayoría del total de los propietarios que, a su vez, representen la mayoría de las cuotas de participación. En segunda convocatoria serán válidos los acuerdos por la mayoría de los asistentes, siempre que ésta represente, a su vez, más de la mitad del valor de las cuotas de los presentes. En este caso, el cambio de combustible no se considera un nuevo suministro, sino un acto de mera administración.

Si, por el contrario, lo que se pretende es cambiar la caldera, habría que considerar el motivo del cambio y el estado de las calderas, aunque por lo general la jurisprudencia existente considera que este tipo de sustituciones de elementos o servicios comunes solo necesita la aprobación de la mayoría de la junta de vecinos.

En cambio, si la comunidad de propietarios decide el establecimiento de un servicio de interés general como puede ser la instalación de una sala de calderas o la instalación de paneles solares para la producción de agua caliente sanitaria, se necesitará el voto favorable de 3/5 partes de los propietarios que, a su vez, representen 3/5 partes de las cuotas de participación.

Descentralización de contadores en comunidades de vecinos

Recientemente se ha transpuesto al ordenamiento jurídico español una normativa europea que obliga a instalar contadores individuales y repartidores de costes. Esta medida que obliga a que cada vecino pague solo lo que consume es clave para un consumo responsable y se traduce en un ahorro de hasta un 25% en la factura de cada vecino.

Aunque ya hemos tratado este tema en otro artículo del blog, estas son a grandes rasgos las alternativas existentes para llevar a cabo la individualización de contadores en las comunidades de vecinos:

  • Instalación de repartidores de coste: Son dispositivos electrónicos que se aplican a cada calefactor para medir el consumo en edificios con calefacción centralizada. Combinados con una válvula termostática, permiten regular la temperatura y contabilizar el gasto de cada estancia, por lo que resultan en un mayor confort, cuantificación del consumo térmico real y distribución equitativa de los costes. Esta opción es muy acertada en aquellos casos donde sea imposible realizar una descentralización con distintos contadores por la morfología del edificio.
  • Descentralización de una instalación en anillo: En este caso se podría aprovechar la instalación de tuberías existente y e tendría que colocar una caldera individual por vivienda que iría conectada a la red de tuberías.
  • Descentralización de una instalación en columna: En este tipo de instalación los aparatos de cada vivienda cuentan con un suministro vertical independiente. En este caso tendremos que realizar una instalación en anillo y después colocar una caldera por vivienda.

Conclusión

Tanto si se deciden a instalar calderas de gas natural como si prefieren una instalación con calderas de gasoil tendrán ciertas ventajas e inconvenientes entre los que, a modo de resumen, cabe destacar los siguientes:

  • La instalación de gas natural ocupa menos espacio ya que está canalizada y no necesita un depósito como la de gasoil. Además, para el llenado del depósito de gasoil debe existir un adecuado canal para el abastecimiento mediante camiones cuba.
  • En términos generales, la instalación de gas natural tiene un coste menor que la de gasoil.
  • Si en la instalación de gas natural no se tiene la posibilidad de colocar calderas que estén muy cerca del suministro individual de cada vivienda, no habrá más remedio que canalizar dicho suministro por el interior hasta la caldera, algo que puede ser costoso de instalar y que también conlleva sus riesgos puesto que existirá una canalización de gas que recorrerá cada interior de vivienda.
  • La instalación de gasoil resulta menos eficaz con el paso del tiempo que una instalación con caldera de gas natural.

La alternativa ideal consistiría en mantener la instalación existente transformándola en calderas individuales para que cada propietario pagara solo su consumo y la instalación cumpliera con la normativa vigente. Pero si la instalación existente fuera obsoleta, sería recomendable cambiarla por una instalación de gas natural independiente para cada vivienda con el suministro de gas natural exterior y la caldera justo en la acometida de cada suministro.

¿Quieres conocer el presupuesto aproximado de la instalación de calefacción central?

Empieza Aquí

Así podrás tener una estimación más correcta del gasto que supondrá para tu comunidad y solicitar presupuestos conociendo las características técnicas de la obra sin esfuerzo

¿Te ha sido útil este artículo?

Comunitaria | Comparamos Presupuestos para Comunidades
Menú
Súper Vecina
×
¿Puedo ayudarte?

Send this to a friend