Hay humedades en mi vivienda, ¿es la comunidad responsable de su reparación?

Hay humedades en mi vivienda, ¿es la comunidad responsable de su reparación?

De acuerdo con lo establecido en el artículo 10 de la Ley de Propiedad Horizontal, la comunidad debe reparar los daños aunque los defectos sean imputables a terceros. Eso sí, siempre que el daño se haya producido por el deficiente estado de elementos comunes, ya que la comunidad tiene el deber activo y dinámico de mantener los elementos comunes en buen estado.

Para conocer más detalles, consulte la jurisprudencia asociada en relación a esta consulta:

Órgano:  Audiencia Provincial Sede Madrid Sección 21
Nº de Recurso: 220/2012
Nº de Resolución: 322/2013
Procedimiento: Recurso de apelación
Ponente:  ROSA MARÍA CARRASCO LÓPEZ
Tipo de Resolución: Sentencia

 

SENTENCIA

En Madrid, a nueve de julio de dos mil trece. La Sección Vigésimoprimera de la Audiencia Provincial de Madrid,  compuesta por los Señores Magistrados expresados al margen, ha visto en grado de apelación los autos de juicio ordinario número 897/2010, procedentes del Juzgado de 1ª Instancia nº 84 de Madrid, seguidos entre  partes, de una, como Apelante- Demandada: Comunidad de Propietarios de la DIRECCION000 número NUM000 de Madrid, y de otra, como Apelada- Demandante: Doña Frida.

VISTO, siendo Magistrado Ponente la Ilma. Sra. Dª ROSA MARÍA CARRASCO LÓPEZ.

 

ANTECEDENTES DE HECHO

La Sala acepta y da por reproducidos los antecedentes de hecho de la resolución recurrida,

PRIMERO.-Por el Juzgado de 1ª Instancia nº 84 de Madrid, en fecha 15 de noviembre de dos mil once, se dictó  sentencia , cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: “FALLO: 1.- Estimo la demanda presentada por Dª Frida contra la COMUNIDAD DE PROPIETARIOS DE LA DIRECCION000 NÚMERO NUM000 . 2.-Condeno a la parte demandada a realizar las obras necesarias de impermeabilización y aislamiento para  impedir las filtraciones de agua que desde el subsuelo y la red de saneamiento afectan a la vivienda sita en el bajo 1, de conformidad con lo expuesto en el fundamento jurídico quinto de esta resolución, como a abonar a la actora la suma de 892,62.- euros y a abonar las costas procesales.”

SEGUNDO.-Contra la anterior resolución se interpuso recurso de apelación por la parte demandada, admitido  en ambos efectos, se dio traslado del mismo a la parte apelada, quién se opuso en tiempo y forma. Elevándose los autos junto con oficio ante esta Sección, para resolver el recurso.

TERCERO.-Por providencia de esta Sección, de 11 de junio de 2013, se acordó que no era necesaria la celebración de vista pública, señalándose para deliberación, votación y fallo el día 8 de julio de 2013.

CUARTO.-En la tramitación del presente procedimiento han sido observadas en ambas instancias las  prescripciones legales.

 

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO .- El hecho por el que la actora Dª Frida presentó demanda contra la Comunidad de Propietarios de  la DIRECCION000 número NUM000 de Madrid fue las humedades existentes en su vivienda procedentes del subsuelo y de la red de saneamiento por lo que solicitaba que se aislara e impermeabilizara el subsuelo y la red  de saneamiento común conforme al informe que aportó firmado por la Sra. Belen , y que se la indemnizara en la cantidad que hubo de pagar por las calas ejecutadas para determinar cuál era el origen de las humedades al no  haberlas realizado la demandada. La Comunidad no negó que la actora tuviera humedades en su vivienda, pero sí su responsabilidad porque en contra de lo afirmado de contrario, había sido diligente en el mantenimiento de los elementos comunes,  “procurando que la estanqueidad como las arquetas y colectores estuvieran lo mejor posible”, negando que las humedades tuvieran su origen en el subsuelo y red de saneamiento al no estar determinado “de forma fehaciente” que ése sea el origen de las mismas, pudiendo ser varias las causas para lo que se tenían que  hacer “calas” según el acta de la inspección técnica de edificio de 18 de octubre de 2005, calas que habían sido hechas por la actora pero sin ajustarse a lo recomendado por los informes elaborados por el Sr. Salvador , por lo que la misma afirma eran “insuficiente al efecto de averiguar” la procedencia de dichas humedades; en  consecuencia, entendía que ante la discrepancia de cuál pudiera ser la causa, no procedía declarar su responsabilidad, debiendo al desconocerse cuál sea la “procedencia exacta de las presuntas humedades” `porque podían ser “obras que estaban realizando ATICON” o una fuga o rotura en la red individual, pero no una filtración del subsuelo ni de la red de saneamiento comunitario porque “dichas humedades no fueron detectadas  por la actora”, añadiendo por último que sus instalaciones están “en perfecto estado” según el certificado “de idoneidad de inspección técnica de edificio de fecha 1 de junio de 2010 del Ayuntamiento de Madrid”, y en relación con la reclamación por la ejecución de calas afirmó desconocer que haya tenido que pagar dicho trabajo. La sentencia que puso fin a la instancia estimó íntegramente la demanda al haber quedado probado que el  problema de humedades existente en la vivienda de la actora tenía su origen en un problema de mantenimiento al no haber ejecutado la Comunidad las obras necesarias para subsanar las deficiencias procedentes de la red de saneamiento y del subsuelo que hacen que por capilaridad aparezcan en las viviendas del bajo, siendo una de ellas la de la actora, las humedades; e igualmente declaró probado la ejecución de las calas para determinar  la causa u origen de las humedades y el pago por la actora debiendo reintegrarle dicho importe la demandada. La Comunidad de Propietarios recurre en apelación solicitando su absolución porque entiende que ha valorado de forma errónea la Juez la prueba practicada en un doble sentido primero por valorar el informe firmado por Doña. Belen quien no lo ratificó en el Juicio por lo que no procede ser tenido en cuenta como erróneamente ha hecho la Juez y segundo porque los informes no concretan cuál es el origen “fehaciente” de esas “supuestas”  humedades en la vivienda de la actora, reseñando diversas posibilidades, por lo que existiendo varias no se puede admitir que el origen sea el declarado probado en la sentencia, pero además porque entiende que las obras que se están ejecutando por razón de la ITE son suficientes para hacer cesar las humedades, no considerando preciso llevar a cabo las reseñadas en la sentencia por ser su coste excesivo. La demandante se opuso al recurso solicitando que fuera confirmada la sentencia al haber quedado probado cuál es el origen, y la obligación de la Comunidad conforme dispone la Ley de Propiedad Horizontal.

SEGUNDO. – No considera este tribunal que la Juez de instancia ni al concretar cuál era el objeto de litigio a  resolver ni el resultado de la prueba practicada haya incurrido en error alguno de valoración, todo lo contrario  porque no solo fija con total claridad cuáles son las obligaciones de la Comunidad demandada y qué requisitos han de concurrir para que las acciones ejercitadas por la actora sean estimadas, sino que concreta qué hechos  eran admitidos, cuáles los litigiosos y cuál el resultado de la prueba que ha valorado una a una, dando respuesta a lo que fue planteado en el proceso por las partes, llegando a la conclusión recogida en el fallo, que entiende este tribunal debe ser confirmado porque ni son “supuestos” los daños por humedades existentes en la  vivienda de la actora ni tampoco la responsabilidad de la demandada. La recurrente parece poner en duda la existencia de las humedades cuando afirma que son “supuestas”, lo que es contrario al resultado de la prueba practicada al margen de cualquier valoración no del hecho dañoso sino en todo caso de la relación de causalidad, porque que existen humedades en la vivienda de la actora y su  antigüedad es un hecho que no admite discusión porque en la documental aportada a los autos consistente en las actas de la inspección técnica de edificio consta que existían ya en el año 2005, antes de adquirir la vivienda la actora, no siendo de recibo en ningún caso negar ni su realidad porque al adquirir la vivienda ésta hubiera sido rehabilitada haciendo cesar la evidencia o exteriorización de las mismas, ni tampoco por lo que opinara la  actora en su día al comprobar que aparecían humedades en su vivienda. Las humedades no son supuestas como afirma la recurrente tanto en esta alzada como al contestar, son ciertas; la cuestión es cuál es su origen. Y para esto ya el técnico municipal indicó que se debían hacer calas, pero la Comunidad decidió no atender dicha orden que tenía como finalidad concretar su origen, excluyendo toda duda, ésa que parece tener la comunidad aunque ni hizo nada para poderla disipar sino que las mismas  fueron realizadas por orden y a cargo de la actora; y a través de las calas no solo quedó acreditada la realidad de las humedades sino su origen, origen que ya fue indicado por el perito Sr. Alejo quien aclaró que atendiendo al tipo de humedad, antigüedad, y a su conocimiento en esta materia no tuvo dudas de cuál era el origen, aun sin hacer las calas, pero que éstas se suelen acordar para mayor seguridad. Hechas las calas se confirma cuál era el origen de las humedades, las cuales no tienen su causa en las obras  ejecutadas por la empresa que estaba llevando a cabo la rehabilitación, ni tampoco en causas ajenas a la propia cimentación y estado de los elementos comunes de la demandada, quien de forma contradictoria niega inclusive la realidad de las humedades y su responsabilidad para concluir afirmando que las obras ya iniciadas por razón de la inspección técnica de edificios deberían ser suficientes, lo que no es más que una valoración sin contenido cierto alguno. La prueba practicada lo que dejó en evidencia fue que las humedades eran anteriores no solo a la compra de la  vivienda por la actora sino al inicio de las obras consecuencia del acta desfavorable de la Inspección técnica de edificios; y que pese a afirmar en su contestación que se había levantado “acta favorable” esto no se ajustaba a la realidad en el tema litigioso que eran las humedades, no debiéndose confundir lo resuelto en relación con la seguridad del edificio con el tema de las filtraciones, humedades que seguían existiendo no obstante las obras ejecutadas.

Y en ese acta se indica con claridad que las humedades son de capilaridad y de la red de saneamiento. No  habiendo acreditado la recurrente que hubiera adoptado ni antes ni con posterioridad ninguna medida tendente  a hacer cesar esas causas u origen de las humedades, incumpliendo la obligación derivada del artículo 10 de la  Ley de Propiedad Horizontal .

TERCERO .-La Comunidad demandada no desvirtúa la prueba practicada por la actora limitándose a  poner en duda los informes periciales, la validez o corrección de la actividad de la actora al realizar las  calas, entendiendo que se deberían haber hecho de otra forma, pero eso sí, aseveración realizada desde su pasividad no justificada, porque la obligación de mantenimiento lo es de ella; y está probado el  origen, la capilaridad, lo que implica un problema de subsuelo que no de red privativa de la actora, ni cualquier otra causa posible o probable que por otra parte no ha probado porque ninguna prueba propuso tendente a desvirtuar la de la actora. No solo la actora probó que había ejecutado las calas sino que a través de las mismas se determinó el  origen de las humedades, que procedían de elementos comunes, cuyo mantenimiento corresponde a la Comunidad/apelante quien no ha cumplido con su obligación en los términos que dispone la Ley de Propiedad Horizontal, por lo que debe llevar a cabo las obras tendentes a hacer cesar el origen de las humedades y pagar el importe de las calas realizadas en su día por la actora. Y no procede considerar  que los trabajos a realizar según se recoge en la sentencia, fundamento penúltimo, sean excesivos o injustificados cuando son los únicos aportados a los autos, porque la comunidad ninguna alternativa propuso; no es de recibo pretender que sean obras excesivas y por tanto no necesarias o suficientes, esto debió alegarlo y acreditarlo en la instancia, lo que no hizo.

CUARTO. – El recurso ha de ser desestimado con imposición de las costas de esta alzada a la apelante  conforme a lo dispuesto en los artículos 394 y 398 ambos de la Ley de Enjuiciamiento civil. Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación.

 

FALLAMOS

En virtud de lo expuesto, el Tribunal HA DECIDIDO DESESTIMAR el recurso de apelación interpuesto por la  representación de la Comunidad de propietarios de la DIRECCION000 número NUM000 de Madrid contra la sentencia dictada por la Ilma. Sra. Magistrada Juez del Juzgado de Primera Instancia número 84 de Madrid de  fecha 15 de noviembre de 2011 que se confirma con imposición a la recurrente de las costas de esta alzada. Contra la presente resolución cabe el Recurso de Casación por interés casacional y/o extraordinario por  infracción procesal, en los términos previstos en el art 469 de la LECv, en relación con la Disposición Final Decimosexta de la misma, a interponer en el plazo de veinte días ante este Tribunal y del que conocerá la Sala  Primera del Tribunal Supremo. Así por esta nuestra sentencia, de la que se unirá certificación literal al Rollo de Sala, lo pronunciamos, mandamos y firmamos. PUBLICACIÓN.-Firmada la anterior resolución es entregada en esta Secretaría para su notificación, dándose  publicidad en legal forma, y se expide certificación literal de la misma para su unión al rollo. Certifico.

 

Si necesita más información sobre la instalación de agua en una comunidad de vecinos, por favor consulte los artículos Reparación de fugas de agua en comunidades de vecinosActuaciones en arquetas de comunidades de vecinos, Instalación de agua en comunidades y Mantenimiento de bajantes en comunidades de propietarios. Si desea más información sobre obras o necesita un presupuesto específico, por favor consulte nuestra sección sobre Obras.

Haz clic aquí para averiguar si pagas de más en la cuota mensual de tu comunidad y así podrás ahorrar.

Haz clic aquí para conocer de forma inmediata cuanto puede costar la obra que planeáis en la comunidad

Haz clic aquí para ver como puedes gestionar tu comunidad online: presupuestos, actas de la junta, votaciones, qué fácil!



Comunitaria | Comparamos Presupuestos para Comunidades
Menú
Súper Vecina
×
¿Puedo ayudarte?

Send this to a friend