Un vecino tiene un aire acondicionado que emite mucho ruido, ¿qué puedo hacer?

Un vecino tiene un aire acondicionado que emite mucho ruido, ¿qué puedo hacer?

Si hay ruidos de otros vecinos que superan los limites permitidos se deben probar. Si la policía local realiza pruebas y el ruido está por debajo de los límites permitidos por la Ordenanza Municipal General de Protección de Medio Ambiente de la localidad de que se trate, esos ruidos estarían permitidos.

Para conocer más detalles, consulte la jurisprudencia asociada en relación a esta consulta:

Órgano:  Audiencia Provincial Sede Bilbao Sección 4
Nº de Recurso: 119/2011
Nº de Resolución: 510/2011
Procedimiento: Civil
Ponente:  ANA BELÉN IRACHETA UNDAGOITIA
Tipo de Resolución: Sentencia

 

SENTENCIA

En Bilbao, a trece de julio de dos mil once. Vistos en grado de apelación ante la Audiencia Provincial de Bilbao, Sección Cuarta, integrada por los Ilmos.  Sres. Magistrados arriba indicados, los presentes autos de PROCEDIMIENTO ORDINARIO nº 748/09 , procedentes de la UPAD de 1ª Instancia e Instrucción nº 3 de Getxo, seguidos entre: como parte apelante la  demandante COMUNIDAD DE PROPIETARIOS DIRECCION000 , representada por el Procurador Sr. Bilbao Cagarcos y dirigida por el letrado Sr. Kenari Orbe Etxaniz, y como parte apelada, que se opone al recurso, la demandada EROSKI SDAD. COOP. , representada por el Procurador Sr. Arenaza Artabe y dirigido por la  Letrada Sra. Aperribai Ibarrola.

SE ACEPTAN y se dan por reproducidos en lo esencial, los antecedentes de hecho de la sentencia impugnada  en cuanto se relacionan con la misma.

 

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.-La Sentencia de instancia de fecha 28 de octubre de 2010 es de tenor literal siguiente: ” FALLO Desestimar íntegramente la demanda interpuesta por el Procurador Sr. Bilbao Cabarcos en nombre y  representación de la CCPO del DIRECCION000 asistida por el Letrado Sr. Orbe Etxaniz contra la Mercantil Eroski S.Coop. representada por el Procurador Sr. Arenaza y asistida por la Letrada Sra. Aperribai con  imposición de costas a la actora.”

SEGUNDO.-Publicada y notificada dicha Resolución a las partes litigantes, por la representación de la parte demandante se interpuso en tiempo y forma recurso de apelación que, admitido por el Juzgado de Instancia y  tramitado en legal forma ha dado lugar a la formación del presente rollo, al que ha correspondido el nº 119/11 de Registro y que se ha suscitado con arreglo a los trámites de los de su clase.

TERCERO.-Hecho el oportuno señalamiento quedaron las actuaciones sobre la Mesa del Tribunal para votación  y fallo.

CUARTO.-En la tramitación del presente recurso se han observado las prescripciones legales. Ha sido Ponente para este trámite la Ilma. Sra. Magistrada D.ª ANA BELÉN IRACHETA UNDAGOITIA.

 

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.-El actor, D. Lucio , que actúa en calidad de Presidente de la Comunidad de Propietarios del DIRECCION000 , del que forman parte las casas distinguidas con los números NUM000 y NUM001 de la c/ DIRECCION001 , NUM002 y NUM003 de la c/ DIRECCION002 y NUM004 y NUM005 de la c/ DIRECCION003  del municipio de Getxo, formuló demanda contra Eroski, Sociedad Cooperativa, en la que postula la reposición  al estado originario de los huecos de la fachada lateral sur del supermercado instalado en el semisótano del inmueble señalado con los nº NUM006 y NUM007 de la C/ DIRECCION004 , antes parroquia de DIRECCION001 , que linda con terrenos propiedad de la Comunidad de Propietarios del DIRECCION000 y la  eliminación de los elementos causantes de las inmisiones de ruido y calor en la propiedad de la actora. Como fundamento de la pretensión se aduce sustancialmente que en los bajos del edificio con los números NUM006 y NUM007 de la c/ DIRECCION004 (que linda con la calle Particular de DIRECCION000 ) en donde  estuvo hasta el año 2007 la Parroquia de DIRECCION001 , el Grupo Eroski, Sociedad Cooperativa, ha instalado  un supermercado y que en la ejecución de las obras para acondicionamiento del local ha trasformado las antiguas ventanas del inmueble, en las que había vidrieras en cinco salidas de aire, y ha procedido a la  ampliación de los otros seis huecos para su utilización como conductos de aire, que son fuente constante de ruido en niveles que superan los establecidos en la normativa del Ayuntamiento de Getxo y de emanaciones de  aire caliente hacía la calle DIRECCION005 , que es propiedad de la Comunidad, que causan constantes molestias a los vecinos del grupo y que, pese a las reiteradas quejas de los residentes, la demandada no ha adoptado medida alguna para paliar las incomodidades que genera su actividad. La mercantil demandada, que se opuso a la demanda, adujo falta de legitimación del Presidente de la  Comunidad para postular el cese de las inmisiones de ruido y calor por no haber adoptado la Comunidad de Propietarios acuerdo previo en tal sentido, falta de prueba de que el terreno propiedad de la Comunidad llegue hasta la fachada sur del supermercado y negó que la realización de actuaciones en el inmueble para instalación del supermercado comporten gravamen para la demandante y que los ruidos y emanaciones de aire caliente de  las troneras afectaran a la propiedad de la demandante y al respecto adujo que aún cuando se superasen los limites administrativos, que no era el caso, ello no suponía afectación negativa a la propiedad de la actora. La sentencia de primera instancia, que desestima la demanda, omite el examen de la cuestión referente a la apertura de nuevos huecos, por entender que no ha quedado demostrado que el terreno propiedad de la Comunidad actora linde con la fachada del inmueble en el que se encuentra el supermercado y pasa por alto la  cuestión de las emanaciones de aire caliente, y con base en el informe y mediciones de ruido realizadas por la empresa Saitek, que afirma le merecen mas fiabilidad que el emitido a instancia de la actora por D. Eusebio, considera que los ruidos que emanan de las salidas de aire del supermercado no rebasan los niveles sonoros establecidos en la Ordenanza de Getxo para horario nocturno ni diurno y absuelve a la demandada.

Y frente a dicha resolución se alza la actora que alega incongruencia e infracción del art. 218 LEC , por no  realizar la sentencia apelada pronunciamiento respecto a la inmisiones por calor, cuya realidad considera ha quedado demostrada, y error en la valoración de la prueba sobre las inmisiones por ruidos y respecto a la  propiedad del terreno en el que se encuentra la calle DIRECCION005. SEGUNDO.-La congruencia, que es requisito ineludible de la función judicial, forma parte de la tutela judicial efectiva que se proclama en el artículo 24 de la Constitución . La STS de 12 de junio de 2008 dice que la  doctrina jurisprudencial sobre la incongruencia, recogida entre otras en sentencias de 17 de enero 2006 , 5 de abril de 2006 y 19 de noviembre de 2007 mantiene que “la incongruencia como vicio interno de la sentencia existe cuando se concede más de lo pedido por el actor o menos de lo aceptado por el demandado, se aprecian  excepciones no opuestas por la parte demandada, salvo que resulten estimables de oficio, o se altera por el Tribunal la “causa petendi” como fundamento jurídico-fáctico de las peticiones deducidas en el proceso, generando la consiguiente indefensión para la otra parte; supuestos a los que cabe añadir la falta de resolución sobre alguna de las pretensiones oportunamente deducidas por las partes ( artículo 359 de la Ley de  Enjuiciamiento Civil 1888). Además, cabe decir que “la congruencia supone una relación de conformidad o concordancia entre las pretensiones oportunamente deducidas en la súplica de los escritos fundamentales rectores del proceso, y no con relación a los razonamientos o fundamentaciones que se hagan en ellos ( Sentencias de 16 de febrero y 17 de mayo de 1984 , 20 de marzo de 1986 , y 26 de diciembre de 1989 , citadas en el mismo sentido por las de 6 noviembre 2006 y 4 julio 2007)”. Conforme a la doctrina expuesta, es claro que la resolución recurrida incide en vicio de incongruencia pues no  se pronuncia respecto a la petición de cese de las inmisiones por calor contenida en el suplico de la demanda y en sus razonamientos jurídicos ignora las alegaciones en las que la parte actora fundamento tal petición sobre la que nada se dice. No obstante, dado que no se ha solicitado la nulidad de la sentencia de primera instancia por la omisión de pronunciamiento sobre esta cuestión, procede resolver sobre la misma en esta resolución. TERCERO.-Por razones de orden lógico, se considera conveniente examinar, en primer lugar, el tema referente a la propiedad del terreno por el que discurre la calle DIRECCION005. Ciertamente los documentos aportados por la parte actora no demuestran que la propiedad de la Comunidad DIRECCION000 se extienda hasta la fachada de edificio en el que se encuentra el supermercado, pero en las  actuaciones obran diversos elementos de prueba que apuntan a que la c/ DIRECCION005 es propiedad de la actora y, consecuentemente, que la propiedad de la Comunidad demandante limita con la fachada del inmueble  cuyos bajos ocupa en parte el supermercado. En la transcripción de la descripción registral del elemento privativo en el que se encuentra instalado el supermercado se indica que linda por el Oeste con sobrante de  terreno, que lo hace a su vez con una franja de terreno destinada a calle conocida como DIRECCION005 ; la calle particular ha sido cerrada con verjas de metal por la Comunidad de Propietarios del DIRECCION000 y no costa ni se alega que los integrantes de las demás comunidades de propietarios de los inmuebles que edificó la  empresa Construcciones Alfe SA hayan ejercitado acción en defensa de derechos sobre la franja de terreno por la que discurre la calle, ni formulado queja por la actuación de la Comunidad actora y la empleada de la demandada, D.ª Elisabeth , Responsable regional de Proyectos Norte de la Cooperativa y de la instalación del nuevo comercio en el curso de las obras, reconoció ímplicitamente la propiedad exclusiva de la Comunidad DIRECCION000 sobre las calle en la solicitud de permiso que formuló a la Comunidad “para acceder por  vuestra calle para retirar la perfilería existente y colocar bien las bajantes”; por último, no consta ni se alega que  los integrantes de las Comunidades de Propietarios de las casas nº NUM006 y NUM007 de la c/ DIRECCION004 contribuyan a los gastos de mantenimiento de la DIRECCION005 – la demandada que forma  parte de las Comunidades DIRECCION004 nada dice al respecto-. En tales circunstancias, figurando en las inscripciones registrales del edificio de la Comunidad actora que el  terreno sobrante de edificación situado al Este de la casa se denomina ” DIRECCION005 ” y detentando la actora la posesión pública y pacífica de la totalidad de la franja de terreno por la que discurre la calle, sin que se  haya cuestionado tal posesión exclusiva por la Comunidad de propietarios del inmueble de la c/ DIRECCION004 de la que forma parte la demandada y tampoco por esta a título individual, no es aceptable que se discuta en el proceso si la demandante es o no dueña de la totalidad de la superficie que ocupa la DIRECCION005 sin  aportar título que demuestre que la Comunidad de propietarios de la que forma parte es propietaria de una parte del terreno por el que discurre la c/ DIRECCION005 . CUARTO.-Sentado que la Comunidad de Propietarios del DIRECCION000 es propietaria de la c/ DIRECCION005 o, al menos, que actúa como tal sin oposición, procede entrar a examinar la licitud de la  apertura de nuevos huecos o ampliación de los existentes por parte de la Cooperativa demandada y la cuestión  referente a la las inmisiones. Es conveniente recordar que los arts. 580 a 584 C. Civil no configuran auténticas servidumbres bien que la  Sección del Código en la que figuran lleve por título “De las servidumbres de luces y vistas”, sino limitaciones legales del dominio por razón de la vecindad de los fundos que comportan una serie de restricciones a la  facultad del dueño de una pared no medianera contigua a la finca ajena para la apertura en tal pared de ventanas, huecos, balcones u otros voladizos semejantes con la finalidad de preservar la intimidad de la vida familiar y evitar que se fisgonee desde el inmueble vecino (así, sentencias del Tribunal Supremo de 17-4-1995 ,  16-9-1997 y 23-4-2001 ). Las limitaciones a la apertura de huecos y establecimiento de voladizos con vistas que establece el Código Civil, art. 582 CC , tienen por finalidad proteger la intimidad, evitando una observación directa, por medio de la vista, de lo que sucede en el predio colindante. Lógica derivación de la finalidad de las prohibiciones legales a la apertura de huecos y levantar voladizos es que  la limitación desaparece cuando los edificios están separados por una vía pública, pues en tal caso no hay intimidad que defender, y conforme a la interpretación extensiva que ha realizado el Tribunal Supremo del concepto “vía pública”, como porción de terreno que sirve para poner en comunicación o transitar por el mismo con independencia de su anchura y urbanización, que se utiliza por terceros y al margen de la calificación que  merezca desde el punto de vista administrativo (Cfr TS 25 de septiembre de 1991,y las que se citan en la misma, entre otras) la limitación no es de aplicación a los inmuebles separados por un camino que se utiliza por pluralidad de personas pues en tal caso cualquiera de los transeúntes puede interesarse por lo que sucede en la finca vecina. En aplicación de la doctrina expuesta, no puede pretenderse el cierre de los huecos existentes en la fachada del  supermercado, pues los edificios están separados por una calle por la que transita un número indeterminado de personas, a lo que se añade que los huecos cuestionados no son de nueva fábrica y no se ha demostrado que sus dimensiones sean mayores que las de los preexistentes. QUINTO.-No obstante la invocación de los preceptos del Código Civil incluidos bajo la rúbrica de “De las servidumbres de luces y vistas” y la petición de reposición de los huecos de la fachada a su estado originario, lo  que en realidad cuestiona la demandante es la utilización de los huecos que preexistían con un tamaño semejante a los actuales, incluso mayor cuando la Parroquia DIRECCION001 ocupaba el local, para la introducción y extracción de aire para la climatización del local comercial por considerar que las inmisiones de ruidos y calor del sistema son molestas en exceso. La esencia de la propiedad en nuestro derecho es que faculta a su titular a disponer de la cosa de forma absoluta y unitaria. Pero el dominio sobre las cosa que confiere el derecho de propiedad no reviste caracteres  tan absolutos que no esté sometida a determinadas limitaciones, cuales son las establecidas en las leyes ( art. 348 CC ), a las derivadas de pactos y las derivadas de las relaciones de vecindad. Así, la reciente STS 12 de enero de 2011 dice que: “…la propiedad no puede llegar más allá de lo que el respeto al vecino determina, por lo que en la lucha entre dos situaciones vecinales prevalecerá la que se apoye en el interés social si la vida íntima y familiar del vecino no se inquieta ( SSTS 17-2-68 y 12-12-80 ), puntualizando esta última que “si bien el Código Civil no contiene  una norma general prohibitoria de toda inmisión perjudicial o nociva, la doctrina de esta Sala y la científica entienden que puede ser inducida de una adecuada interpretación de la responsabilidad extracontractual impuesta por el artículo 1902 de dicho Cuerpo legal y en la exigencia de una correcta vecindad y comportamiento según los dictados de la buena fe que se obtienen por generalización analógica de los artículos 590 y 1908.” Por su parte, la anterior STS 26 de enero de 2010 declara que: “El art. 590 CC sirve de marco para proteger el medioambiente en las relaciones de vecindad, ya que constituye  el núcleo que permitió con posterioridad el desarrollo de la teoría de las inmisiones; se trata de un precepto genérico, que resulta efectivo porque la técnica utilizada en el mismo, la remisión a la legislación administrativa, facilita su adaptación a las necesidades de cada momento. Al no establecer directamente sanciones, sino únicamente los supuestos de hecho de la prohibición de lesión ambiental a las propiedades vecinas, debe completarse con lo dispuesto en el art.1908 CC .” El art. 590 CC contiene el supuesto de hecho consistente en la construcción, instalación y montaje de toda una serie de obras, artefactos y fábricas, junto a la cercanía de una pared. Ahora bien, ello no se ha interpretado por  la jurisprudencia en el sentido restrictivo(…). La doctrina ha repetido ya desde antiguo que no es preciso que la pared sea ajena o medianera, sino que se aplica a cualquier zona colindante o próxima, llegando a decir algún autor que “la pared por sí sola no cuenta”. Actualmente se entiende que la proximidad se determina en función de la influencia que ejerza una finca sobre otra. De otra parte, como declara la STS 12 de enero de 2011 antes citada, la autorización administrativa de una actividad industrial no excluye la obligación de reparar el daño que esta cause ( SSTS 29-4-03 en recurso 2527/97 , 14-3-05 en recurso 3591/98 y 31- 5-07 en recurso 2300/00 , entre otras). Respecto al tema de los ruidos la TS de 29 abril 2003 , dice que “los ruidos desaforados y persistentes, aunque  éstos procedan en principio del desarrollo de actividades lícitas”, dejan de ser admisibles “cuando se traspasan determinados límites”. En el caso la mercantil Eroski, sociedad cooperativa, ha instalado once troneras para salidas de aire de distintas dependencias del supermercado en los huecos que existían en local, cinco en la fachada que da a la calle DIRECCION003 , que corresponden al aire de las máquinas de frio y seis en la c/ DIRECCION002 , junto a la c/ DIRECCION005 , de las que cinco corresponden al aire de la parte del local destinado a venta al público y otra  a la ventilación de la panadería. Las cinco troneras que corresponden a la maquinaria de frío que funciona las veinticuatro horas y cuyos niveles  sonoros únicamente fueron medidos por la persona que hace el trabajo de campo del perito de la actora arrojan un resultado de 38 db, que se encuentran dentro los límites admisibles tanto para horario diurno como para el  nocturno. La tronera que corresponde a la panadería rebasa los limites sonoros para horario nocturno contemplado en la Ordenanza del Ayuntamiento de Getxo aprobada el 29 de mayo de 1992 (BOV 11 de julio de 1992) tanto en la  medición que realizó el perito de la actora D. Eusebio a las 6,30 h. de la mañana, como en la que realizó la persona a la que había encomendado tal actuación Acústica Ingenieros. La medición del Sr. Eusebio arrojó los siguientes resultados: a 1 m. de la rejilla 51,2,51,4, y 50,7 db(A) y en la mitad de la c/ DIRECCION005 NUM008  , NUM009 , NUM008 , NUM001 y NUM010 , NUM006 db (a), que supera el límite legal, mientras que la realizada por el personal de la demandada a las 8,20 h arrojó unos resultados que, en media, superan los límites establecidos para el horario nocturno -la instalación de aire de la panadería entra en funcionamiento en horario nocturno-, pero no los diurnos para una única fuente. Las troneras de entrada y extracción de aire en el local comercial producen en media un ruido de 57 db en  medición realizada a un metro de la rejilla de salida, volumen que rebasa los límites sonoros nocturnos, mientras que los diurnos se mantienen en media dentro del límite máximo para una única fuente, con picos que los superan pues alcanzan los 65db. Pero es que además en el caso de coexistencia de varias actividades ruidosas en el mismo edificio o en otros, a distancia inferior a 30m., como acontece en el caso en el que confluyen las tres fuentes de ruido que se originan en el supermercado, maquinaria de frío, aire acondicionado y extracción de local comercial y extracción de zona  de panadería, la Ordenanza reduce los máximos en 5 db (art.12) lo que reduce el límite sonoro máximo en horario diurno en 55 db, que rebasan en media los ruidos procedentes de los aparatos de aire y extracción del local comercial según la medición realizada por el perito de la actora.

Y la emisión de ruidos que superan el límite reglamentario no es una mera infracción administrativa  como sostiene la demandada. El establecimiento de unos determinados límites a la emisión de ruidos no es una decisión caprichosa, sino que se sustenta en estudios científicos que consideran que el ruido  a partir de un determinado umbral es nocivo para la salud , y no está de más señalar que los límite máximos en materia de ruidos que establece la Ordenanza del Ayuntamiento de Getxo de 29 de julio de 1992 son más  elevados que los contemplados en la Ordenanza de Protección Medio Ambiental del Ayuntamiento de Bilbao de 10 de junio de 2000 y en las de otros Ayuntamientos, como el de Madrid. Así, superando los ruidos del supermercado provenientes de dos fuentes (panadería y local comercial)  los límites tolerables deben considerarse inmisiones ílicitas que nadie está obligado a soportar y, por consiguiente, la demandada deberá acometer las obras necesarias en el establecimiento comercial de su titularidad al objeto de minorar el ruido hasta llegar a un volumen inferior al techo fijado en la  normativa municipal para el horario de funcionamiento de las dependencias a las que se corresponden los aparatos, incluso cambiar la ubicación de las salidas de aire si fuese necesario. Por el contrario, el resultado de las pruebas practicadas respecto a las emisiones de calor no permite concluir que se rebase la temperatura tolerable. Las emisiones de aire caliente no son objeto de regulación en la  disposiciones administrativas y no se ha traído al procedimiento elemento de prueba que aporte datos indicativos de los umbrales de temperatura que en exposición puntual, que es la que se produce en el caso enjuiciado, son susceptibles de causar perjuicio a la salud, que es lo que justifica la prohibición y no la simple molestia. Por otra parte, los datos sobre la temperatura del aire que figuran en los informes periciales de ambas partes  son de utilidad muy limitada al efecto de valorar la nocividad de las salidas de aire caliente, pues los que figuran en el informe emitido por el perito de la actora se tomaron en la salida de la rejilla (10/15cm), junto a la pared de fachada del supermercado, que no es es el trayecto por donde de ordinario se transita (no se camina pegado a las paredes) y en el informe no se consigna la altura en la que se encuentran los huecos, dato que esencial para  apreciar la incidencia de la emisión en los transeúntes, y tampoco es muy ilustrativo al respecto el emitido a instancia de la demandad, pues no consigna el punto de medición ni la temperatura ambiente.

Y como la carga de la prueba de la nocividad de las inmisiones de aire caliente corresponde a la actora,  deberán desestimarse sus pretensiones sobre el particular de acuerdo con las disposiciones en materia de carga probatoria que atribuyen al actor la de los hechos que fundamentan su pretensión (art. 217 LEC). SEXTO.-Dado que lo expuesto y razonado comporta la estimación parcial de la demanda y del recurso, no se  efectúa especial pronunciamiento respecto a las costas causadas en ninguna de las instancias (arts. 394 y 398 LEC).

Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación, En nombre de S.M. el Rey y por la autoridad conferida por el Pueblo Español, y su Constitución.

 

FALLAMOS

Que estimado en parte el recurso de apelación interpuesto por el Procurador Sr. Bilbao Cabarcos, en  representación de la Comunidad de Propietarios del DIRECCION000 , contra la sentencia de fecha 28 de octubre de 2010, dictada por la Ilma. Sra. Magistrada Juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 3  de los de Getxo , en los Autos de Procedimiento Ordinario nº 748/09, de los que este rollo dimana, debemos revocar y revocamos la sentencia apelada y, en su lugar, estimando en parte la demanda formulada por el Procurador Sr. Bilbao Cabarcos en la representación antes dicha contra Eroski Sdad. Coop., condenamos a  Eroski, Sociedad Cooperativa, a realizar las obras necesarias en el supermercado sito en el edificio distinguido con los números NUM006 y NUM007 de la c/ DIRECCION004 , al objeto de minorar el ruido hasta llegar a un volumen inferior al techo fijado en la normativa municipal para el horario de funcionamiento de las dependencias  a las que se corresponden los aparatos, incluso cambiar la ubicación de las salidas de aire, si fuese necesario, sin expreso pronunciamiento de las costas en ninguna de las instancias. Devuélvase al recurrente el depósito constituido para recurrir, expidiéndose por el Secretario Judicial el correspondiente mandamiento de devolución. Modo de impugnación: mediante recurso de CASACIÓN ante la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, si se  acredita interés casacional. El recurso se preparará por medio de escrito presentado en este Tribunal en el plazo de CINCO DÍAS hábiles contados desde el día siguiente de la notificación ( artículos 477 y 479 de la LECn ). También podrán interponer recurso extraordinario por INFRACCIÓN PROCESAL ante la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo por alguno de los motivos previstos en la LECn. El recurso habrá de prepararse mediante escrito presentado ante este Tribunal dentro de los CINCO DÍAS siguientes a la notificación ( artículo 470.1 y  Disposición Final decimosexta de la LECn ). Para interponer los recursos será necesario la constitución de un depósito de 50 euros si se trata de casación y 50 euros si se trata de recurso extraordinario por infracción procesal, sin cuyos requisitos no serán admitidos a trámite. El depósito se constituirá consignando dicho importe en la Cuenta de Depósitos y Consignaciones que este Tribunal tiene abierta en el grupo Banesto (Banco Español de Crédito) con el número 4704 0000 00 0119 11. Caso de utilizar ambos recursos, el recurrente deberá realizar dos operaciones distintas de imposición,  indicando en el campo concepto del resguardo de ingreso que se trata de un “Recurso” código 06 para el recurso de casación, y código 04 para el recurso extraordinario por infracción procesal. La consignación deberá ser acreditada al preparar los recursos ( DA 15ª de la LOPJ ). Están exentos de constituir el depósito para recurrir los incluidos en el apartado 5 de la disposición citada y quienes tengan reconocido el derecho a la asistencia jurídica gratuita. Así, por esta nuestra Sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.-Dada y pronunciada fue la anterior Sentencia por los Ilmos. Sres. Magistrados que la firman y  leída por el Ilmo. Magistrado Ponente el día 27 de julio de 2011, de lo que yo la Secretario Judicial certifico.

 

Si desea más información sobre obras o necesita un presupuesto específico, por favor consulte nuestra sección sobre Obras.

Haz clic aquí para averiguar si pagas de más en la cuota mensual de tu comunidad y así podrás ahorrar.

Haz clic aquí para conocer de forma inmediata cuanto puede costar la obra que planeáis en la comunidad

Haz clic aquí para ver como puedes gestionar tu comunidad online: presupuestos, actas de la junta, votaciones, qué fácil!



Comunitaria | Comparamos Presupuestos para Comunidades
Menú
Súper Vecina
×
¿Puedo ayudarte?

Send this to a friend